miércoles, 19 de mayo de 2010

¿CAMINA CRISTO ENTRE NOSOTROS?

A esta preguntase la puede contestar de varias maneras. La primera sería decir que Cristo nunca nos ha dejado. Otra forma sería la de considerar que Cristo no necesita caminar abiertamente entre las gentes, para ejercer influencia sobre nosotros o nuestras religiones o deseos de liberación del sufrimiento humano. Cristo es un gran iniciado que representa en la Jerarquía Planetaria el deseo de liberación individual y planetario a través del amor más incluyente y del servicio en y desde el lugar en que nos encontremos. Cristo sigue emitiendo su nota de amor y de sacrificio a todos los ashramas y a los discípulos dispersos por todo el mundo. Esto lo hace desde su Ashrama del rayo del amor. Los demás Maestros, con otros rayos condicionantes colaboran con Él en este magno proyecto.

En estos momentos de crisis solar y planetaria, nuestros Logos están pasando por sendas crisis iniciáticas y con ellos todos los reinos del universo, por lo que es imprescindible que todos aquellos que tienen cierta percepción de su capacidad de respuesta a esta necesidad global, se esfuercen en colaborar para hacer posible que Cristo retorne de forma abierta, en forma humana concreta y sea reconocible por toda la humanidad.

¿Cómo colaborar con esta labor tan importante para la humanidad y también para la Jerarquía expectante? Cada cual habrá de determinar en qué línea de trabajo puede ser más eficiente, qué tipo de energías tiene a su disposición y a qué tipo de grupo se puede afiliar para incrementar la sinergia grupal o bien fundar uno nuevo con fines determinados y que piense que pueda ser de utilidad grupal en el lugar en que se encuentre, aunque hoy en día, con internet a mano, se puede prestar mucha ayuda a todo tipo de grupos con los que nos veamos identificados.

La distribución en amplia escala de la Gran Invocación, la distribución de los libros de Alice A. Bailey, en especial de aquel que trata sobre “La reaparición de Cristo”, Son medios que requieren aportar dinero para llevarlo a cabo.

Hay otros métodos que sólo requieren de nuestra voluntad de generar más luz entre nuestros compañeros en el camino. Unos es la formación de triángulos para fortalecer la red etérica planetaria. Ya hay muchos millones formados desde hace años y cubren todo el cielo planetario. El uso de la palabra correcta, sin deseos de herir a alguien, es quizás lo más barato; pero algo difícil de lograr siempre.

En el estudio y la puesta en marcha proyectos que se dediquen a penetrar i aligerar los problemas de la humanidad, hay una gran lección pendiente para todos los discípulos y aspirantes de todo el mundo. Creo que con la educación de las masas, habríamos ayudado en que ellos mismos se ayuden algo más. No quiero hablar de la constante explotación a que se someten esas gentes que sufren el karma más duro del planeta; pero seguro que encontramos vías para aligerar sus vidas.

Nuestras almas observan muy atentamente estos momentos en los que analizamos nuestras posibilidades de servir de forma altruista y desapegada. Cuando logramos ese momento tan especial de alineamiento con el alma, también recibimos los impactos de nuestro Maestro y por encima de esto la bendición del propio Cristo… esto sería una forma de decir a esta Gran Entidad: “Señor, por mi no es necesario que desciendas a esta bendita tierra, haré de ella un lugar sagrado en la que algún día podrás caminar con los pies descalzos, sin tener que pisar las huellas de nuestros pensamientos egoístas”.

Cristo no necesitaría descender tantos planos de conciencia para aligerar nuestra marcha en el retorno a la casa del Padre celestial, nuestra mónada.

Esto podría ser factible si todos nosotros respondemos con toda nuestra voluntad al bien; pero parece que es algo que Él ha descartado, pues en una reunión ante toda la Jerarquía Planetaria prometió tomar cuerpo físico, cuando se dieran las condiciones mínimas necesarias.

Para mí ya tomó cuerpo físico hace unos pocos años; pero esas condiciones mínimas parece que aun no son dadas. La pelota está en nuestro tejado, la llamada al trabajo grupal está hecha en nuestros corazones y en nuestras mentes. Búscala atentamente y oirás Su voz!!!

5 comentarios:

  1. Excelente entrada.

    La reaparición de Cristo...
    Sigo desde hace años los fabulosos libros de Alice Bailey.
    Pienso que es posible que haya tomado cuerpo físico, pero si todavía no es así, ya que todavía hay parte de nebulosodad en el mundo, tanto dá, lo importante es que sintamos su poderosa energía en la mente y el corazón.
    Las crisis son una oportunidad para crecer. Deberíamos observarnos mejor a nosotros mismos, en vez de criticar tanto.


    Un abrazo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Hola, tienes razón, el Cristo está presente en nuestras vidas si nuestros corazones aman. El ha decidido hacerse visib le ante la humanidad; pero eso será cuando haya mas expectacion, mas necesidad de una nueva orientacion. Espero que sea pronta nuestra respuesta a su nota.
    besitos de xavier

    ResponderEliminar
  3. Me remonto a esta fecha no por la fecha en sí, sino porque buscaba el artículo que nos ocupa sobre la reaparición de Cristo, pues quería recordar tanto el artículo como los comentarios, a los que no tengo nada que objetar porque nuestro estudio, meditación y servicio nos otorga el derecho a nuestro propio criterio, aunque pueda estar equivocado.

    Entiendo que si estamos en una era en la que debemos desarrollar la mente, habiendo superado las emociones, ¿para qué vamos a necesitar en esta precisa era la reaparición física de Cristo; no sería, una vez más buscar la forma que nos distraería de lo verdaderamente importante que es ser (cada uno de nosotros) un Cristo en la tierra?.

    Saludos cordiales.

    Ana

    ResponderEliminar
  4. Me remonto a esta fecha no por la fecha en sí, sino porque buscaba el artículo que nos ocupa sobre la reaparición de Cristo, pues quería
    recordar tanto el artículo como los comentarios a los que no tengo nada que objetar porque nuestro estudio, meditación y servicio nos
    otorga el derecho a nuestro propio criterio, aunque pueda estar equivocado.

    Entiendo que si estamos en una era en la que debemos desarrollar la mente, habiendo superado las emociones, ¿para qué vamos a necesitar en
    esta precisa era la reaparición física de Cristo; no sería, una vez más buscar la forma que nos distraería de lo verdaderamente importante que es ser (cada uno de nosotros) un Cristo en la tierra?.

    Saludos cordiales. Ana

    Xavier comenta a Ana. Desde luego tienes mucha razón, sólo que según dijo el MT, Cristo haría su aparición en el plano astral, influenciando a los discípulos dispersos por toda la tierra a que formen grupos como los que estamos viendo por doquier. La reaparición en forma física, dependerá del resultado del trabajo que realicemos entre todos y la nota que seamos capacer de emitir.
    c.s. de xavier

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el artículo y también por los comentarios...todos válidos...pués es un tema controvertido si lo analizamos desde la mente, ya que dependerá de las creencias de cada uno el aceptar o no la venida de un cristo vivo dependiendo de en qué planos y dimensión...en fin..Quiero dar las gracias porque en definitiva en lo que todos estaremos de acuerdo es que estamos en este pequeño foro conectados por el corazón que nos trajo hasta este blog...porque detrás de este interés estamos nosotros y nuestras vidas que sin duda están experiementando la energía de algo nuevo...del cambio...de la era de acuario...del nuevo mundo...del amor...Amor Somos y la energía crística la contenemos...hagamos de este mundo un mundo mejor...sin esperar a que nadie llegue para salvarnos...ya lo hacen en otros planos...somos nosotros los seres humanos encarnados los que debemos conseguir ser humanos con nuestros hermanos...los sistemas y las barreras caerán cuando nos demos cuenta uno a uno de que somos totalmente libres y no tenemos que defendernos de nada ni de nadie, no consiste en acaparar y en tener...sólo en SER, nada más y nada menos...SER AMOR...Si todos fuéramos capaces de conectar con lo que en esencia somos...de ver con los ojos de la verdad el mundo...el mundo cambiaría...la revolución está en tu interior...PODEMOS...PODEMOS SALVARNOS TODOS Y A CRISTO...PODEMOS LIBERARNOS Y SER SÓLO AMOR...Y AMAR SE APRENDE AMANDO....NASASTE...MENOS MENTE Y MAS CORAZON...ESTOY(ESTAMOS) EN ELLO...

    ResponderEliminar