jueves, 3 de junio de 2010

EL SUICIDIO


El Suicidio es una decisión lúgubre que toma el alma cuando su mecanismo humano no le ofrece otra alternativa.

En el gráfico que acompaño este tema, extraido del libro El hombre, el cosmos y dios, de Rafael Farriols Calvo, puede verse cómo el alma capta toda la información de su entorno: La que le ofrecen los sentidos, la telepatía de la psique colectiva humana, la que tiene almacenada en el subconsciente por las vivencias del pasado, el hipocampo, el sistema límbico, el cortex frontal e incluso de las propias tendencias hacia la vida o la muerte, etc. Si de todas las informaciones que le llegan al alma del conjunto de sensores de los que dispone, la única salida al conflicto que le ofrecen es el suicidio, entonces el alma decreta el final de la forma física. El cómo hacerlo vendrá determinado por el ambiente social en el que esa persona se ha situado.

Después de muerto el espíritu se va a encontrar con la situación emocional/mental que dejó antes de cometer el suicido; pero no va a tener cuerpos con los que lidiar ese conflicto… Esa situación va a ser muy traumática para ese espíritu durante el tránsito por esa especie de infierno por la que se verá forzado a cruzar mientras no obtenga nuevos cuerpos con los que tendrá que reencarnar nuevamente y acometer con mayores dificultades, si cabe, situaciones similares, que se le van a presentar de forma inaplazable en su vida. Seguramente, y por falta de un devachán completo, tendrá numerosas pesadillas y las tendencias al suicidio serán nuevamente muy poderosas. Será una vida muy dura la que tendrá que enfrentar.
Recuerdo el caso de un compañero de trabajo que tenía una severa disfunción corporal. Me imaginé que era capricornio y con el saturno mal aspectado. Cuando tuve algo de confianza con él, le pude hacer su horóscopo natal y constatar los aspectos muy tensionales con saturno y otros aspectos que hacían que su vida fuera muy dura. No se como fue su vida anterior; pero era evidente que dejó pendientes algunas lecciones por las que era imprescindible pasar y aprobar.

7 comentarios:

  1. Has simplificado demasiado las causas del suicidio, el tema es mucho mas complejo que lo que dices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Elena, si que es complejo ad infinitum, hay millones de causas que empujan a la gente a tomar esa decision tan drastica. Yo simplemente he tratado de analizar de forma cientifica el como llega alguien a tomar la decision. Como actuan los sentidos y todo el mecanismo humano en esta situacion tan stresante y decisoria.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto que sí, que el tema es muy complejo, pero como todas las cosas desde el momento en que las tratamos desde su mayor profundiad, esotéricamente. De todas formas hay que ser muy valientes para tocar determinados aspectos de la vida y sobre todo desde el punto de vista espiritual, ya que va a ser nuestro nivel el que nos va a permitir ver o no ver.

    Para mí que está bien expuesto y con un gran ventanal para cada cual que quiera analizarlo, discernirlo y discriminarlo. Seguro que aparecen más y más dudas que tendremos que ir resolviendo y que las iremos viendo con mayor claridad de acuerdo con nuestra evolución.

    Saludos.

    Ana

    ResponderEliminar
  4. Para mi el suicidio, es una vuelta atras, al no habernos enfrentado con valentia a las situaciones impuestas para nuestra evolucion y decidir que es mejor morir, eso conlleva tener que repetir experiencias, de todos modos, los suicidas, creo que no son concientes de el por que estan en este mundo, si lo fuesen, no optarian por esta soluciòn, como siempre, lastima de la educaciòn que recibimos.que nos lleva repetir y repetir experiencias por falta de formacion.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, he recibido comentarios de todo tipo en mi correo privado; pero todos coincidimos en el aspecto leccion de la vida y de la muerte.
    Unos sostienen que no hay castigo; pero yo no vengo a decir que haya castigo sino sufrimiento por parte de aquella alma que no encuentra mecanismos para liberarse del trauma almacenado en sus atomos permanentes por lo que se ve forzada a encarnar con cierta rapidez y tambien con el agravante que tendra que pasar por situaciones similares.
    cordiales saludos de xavier

    ResponderEliminar
  6. No es castigo, es responsabilidad y hay que ejecutarla tan pronto cómo se pueda..
    De nada sirve pedir perdón si no demuestras que aceptas el cambio.
    El suicidio es terrible, con el no acabas nada, sólo vuelves a empezar.
    La ley es así en la tierra cómo en el cielo.
    Cuando aquí hacemos una falta, la que sea, podemos ser perdonados pero a la vez exigimos la valentía del hacer...


    Gracias.

    ResponderEliminar
  7. ufff... valentia para enfocar la vida de otra forma cuando parece que todos los caminos te llevan hacia el mismo muro...
    ¿Quien se ofrece como muro capaz de soportar el dolor y la desesperación de aquellos que la buscan en todos los amigos y familiares...?
    Hay que tener una constitución especial...

    ResponderEliminar