lunes, 8 de mayo de 2017

LUNA LLENA DE TAURO + WESAK

El cambio de consciencia en nuestra humanidad se va haciendo cada vez más patente, como consecuencia de que la comprensión hacia el Plan de la Jerarquía de Maestros y la intensa respuesta a las influencias de Shamballa produce en forma inevitable una evolución en la sutilidad de los vehículos e incluso, en forma palpable en el resto de LOS reinos del planeta.
Ese grado de evolución en el ser humano moderno, es en parte el causante del caos que observamos en diversos niveles. En cada país, cada vez más hay más personas sensibles y con la necesaria preparación que son receptivas a esas sagradas energías de “el Plan de Dios sobre la Tierra”, especialmente en este mes en el que se celebra uno de los rituales más importantes del año. El Festival de Wesak, en el cual las fulgurantes Luces del Buda y de Cristo se aúnan para ese avance evolutivo de nuestro Planeta.
Lógicamente, la misma energía  que en forma aún aparentemente poco visible, contiene la simiente de la voluntad al bien y del sentido de servicio y entrega  a los demás, despierta en personas egoístamente polarizadas, un intenso deseo de poder y de ambiciones desmedidas, las cuales a través de sus poderosas personalidades y uniéndose entre sí, intentan con su egoísmo y manipulación entorpecer el trabajo de la Luz. Sin embargo este duro proceso está llevando a una gran masa de personas al despertar interior y a otras a una intensificación sobre el trabajo de purificación interior.
Tauro es Luz y cuando la luz domina el deseo taurino, éste se convierte en un ferviente anhelo hacia la Sabiduría que proviene de las duras experiencias vividas en los intentos de superar apegos, egoísmos y deseo de poseer. Bajo el Eje Tauro- Escorpio se debate la humanidad entera y las pruebas bajo estas constelaciones son duras y a veces demasiado sutiles.
Sin embargo y bajo la energía imparable de la Era de Acuario y del indescriptible poder de Urano, la parte taurina de la humanidad está cada vez más influida hacia esa Luz que Tauro custodia.
Entramos de pleno una vez más después de ese principio de explosión de vida que significó Aries, en la importante Cruz Fija, la cruz del discípulo en donde debe debilitarse hasta la total liberación, la esclavizante arrogancia de las personalidades.
Las energías taurinas y las acuarianas –ambas brazos de esa Cruz- trabajan unidas con más fuerza que nunca, ya que no pueden ignorarse en los momentos que vivimos hoy, el amplio significado que ambos Signos guardan para nutrir y fortalecer el cambio de consciencia que es una de las metas principales a conseguir.
Tauro con su Voluntad y a través del yunque de Vulcano, su Regente Esotérico pleno de la fuerza de Primer Rayo, se une a las Aguas de Vida de Acuario. Preparando el camino para la llegada del Avatar..
El Signo de Acuario nos ofrece una percepción universal y entregada a los intereses humanos y nos lleva hacia una síntesis que signifique una religión mundial.
Por determinadas causas y por la fuerza de Cuarto Rayo del Signo, podemos decir que toda la humanidad es taurina y la importancia que esto significa, se amplía en un mes en el cual se celebra la Luna Llena más importantes del año para quienes transitan por el Sendero, tal como se mencionaba anteriormente.
El Festival de Wesak influye poderosamente año tras año, en las consciencias de millones de seres que en infinidad de reuniones, en las que se celebran profundas meditaciones, crean un poderoso círculo de Paz, Amor y Poder impersonal en el cual no hay etiquetas que definan ni  nación ni religiones, sino el deseo de un mundo de Armonía.
La posibilidad es inmensa, si vivimos en la mayor serenidad posible. El alineamiento de la constelación de Tauro con Las Pléyades y la Osa Mayor, el planeta Plutón y nuestra Tierra nos lleva a comprender la  posibilidad de evolución a través de la subjetividad y la de sumergirnos en esa intensa Luz que es una de las notas predominantes de este mes.
Si no es la serenidad la que domina, no hay duda que notaremos el efecto de otro potente Signo –quizás el más duro de vivir- y que forma parte de esa Cruz Fija.
Desde Escorpio fluye la potencia más efectiva para la humanidad ya despierta y en donde o bien nos elevamos o nos sumergimos en las oscuridades profundas. De la misma forma que cuando un Signo actúa, las energías totales de los otros tres Signos entran en movimiento, también la polaridad del Signo que se encuentra  en frente, refuerza su potencia.
La atención pues tendría que ser máxima para vivir plenamente el signo de Tauro bajo  el cual han nacido y también dejado el plano físico grandes seres.
Bajo Tauro vivimos la belleza, la delicadeza y el oculto poder del Planeta Venus que mantiene una especial relación con nuestro Planeta Tierra, así como la inestimable ayuda de su Quinto Rayo. Venus es la energía mental que puede, entre otros factores, establecer correctas relaciones entre hombres y naciones.
El Maestro D.K. nos dice” que el Planeta Venus es para la Tierra lo que el Yo superior para la Personalidad”. Esto nos indica también la intensa influencia que Tauro tiene para nuestra humanidad, al estar regido por Venus.
La auténtica fuerza de voluntad, no la testarudez tan propia también de este Signo, nos llega desde Vulcano, Planeta sagrado que rige Esotérica y Jerárquicamente a Tauro y cuando esa voluntad está activa, ningún propósito dejará de conseguirse bajo la esencia taurina, ya que Vulcano destila lo que representa el alma, lo que nos hace ser espirituales
La fuerza impactante de su Primer Rayo consigue que surja el oro interior y si ese oro interior está activo este mes, el ansiado cambio de consciencia, el caminar firmemente en el Sendero, puede conseguir muchas de las cosas que la humanidad precisa y ayudar a tantos auténticos Servidores que dedican su vida a ello.
Desde el corazón
Joanna

No hay comentarios:

Publicar un comentario